¿Qué debo comer si estoy embarazada?

Equilibrar tu alimentación durante el período de gestación es la mejor ayuda que puedes darle a tu cuerpo en esta exigente y maravillosa tarea. Así apoyas el crecimiento del bebé y su desarrollo normal.

Una alimentación equilibrada y saludable puede ayudar a prevenir:

  • Subida desmedida de peso
  • Diabetes gestacional
  • Necesidad de una cesárea
  • Anemia e infecciones en la madre
  • Cicatrización lenta e ineficiente
  • Adelanto del parto
  • Tamaño y peso inadecuado del bebé

¿Qué puedo y no puedo comer?

Luz roja

  • Consumir hígados, especialmente el de los pescados con altas dosis de vitamina A, puede incrementar el riesgo de alteraciones en el desarrollo embrionario. Limitar o eliminar su consumo es cuestión de consultarlo con tu ginecólogo y disfrutar de lo mejor de la naturaleza para tu alimentación.
  • Exceso de calorías, azúcar o comida chatarra es lo más básico que debes considerar para mantenerte estable y alimentada. Cámbialos por comidas con muchas proteínas, bajas en grasa, con poca azúcar y carbohidratos moderados.

Luz amarilla

  • Cuando hablamos del azúcar y a menos que tu médico te indique lo contrario o padezcas diabetes, se puede consumir con moderación. En el caso de la sal, esta debe ser sin exceso y principalmente yodada, este nutriente es vital en el desarrollo cognitivo del bebé.

Luz verde

  • Pan, cereales, arroz y pastas son productos de granos enteros y fortificados, pueden incluir ácido fólico y hierro según la marca. Estos aportan carbohidratos que generan energía en el cuerpo y favorecen el crecimiento del feto.
  • Las verduras son una buena fuente de vitaminas A y C, ácido fólico, hierro y magnesio. Incluir las distintas hojas verdes en tu dieta es una maravilla natural para la salud de ambos.
  • Las frutas incluyen potasio y fibra, perfectos para controlar los niveles de azúcar, además de aportar vitamina C. Acompañarlos con lácteos altos en proteínas, calcio y fósforo es una deliciosa estrategia culinaria que puede ayudarte en los desayunos.
  • No ignores la carnes, especialmente magras, las legumbres o semillas, los huevos y las nueces. Consume grasa, pero de forma moderada, esta es importante para aportar energía a largo plazo que apoye el desarrollo de tu salud y la del bebé.

shutterstock_124143805-2

¿Qué pasa con mi peso?

Subir de peso durante el embarazo no es solamente lógico sino natural y debe ser regulado para llevar un embarazo estable y saludable.

El aumento de peso en las personas esbeltas suele ser de entre 25 y 35 libras o de 11 y 16 kg, en las personas con sobrepeso suele ser de entre 25 y 35 libras u 11 y 16 kg.En el caso de personas delgadas o con múltiples bebés puede ser de entre 35 y 45 libras, unos 15 a 20 kg. Lo más importante es mantenerte comunicada con tu médico para optimizar tu menú y mantener vigilado tu peso.

¡Ánimo, cada etapa es importante y edificante!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s