Medicinas caseras para tratar heridas y quemaduras

Atender rápida y efectivamente alguna emergencia en casa es posible si conocemos algunas de las bondades de la naturaleza para tratar heridas o quemaduras leves que, para nuestra fortuna, podemos encontrar en algunos alimentos habituales en casa.

Conoce algunas preparaciones sencillas y naturales para tratar heridas comunes como raspones, cortaduras o quemaduras. Perfectas como tratamiento previo a la atención médica para evitar alguna infección y aliviar la parte afectada.

  • Miel: Las trabajadoras abejas nos proveen de la miel, un poderoso antibacteriano y antiséptico natural que, tras limpiar adecuadamente el área afectada, puede ser aplicado directamente para proteger la herida. La miel proveniente del árbol de manuka australiano es una de las más utilizadas para curación de heridas.
  • Ajo: En la naturaleza sería el equivalente al rey de los antibióticos por sus propiedades antibacterianas que previenen infecciones y apoya la regeneración celular. Es rico en alicina, perfecto para combatir bacterias y virus sobre llagas, heridas y quemaduras, aunque debe de usarse moderadamente para no irritar la piel.
  • Sábila o aloe vera: El poder penetrante, cicatrizante y antiséptico de este compuesto es muy reconocido en la cultura popular alrededor del mundo. Además, se utiliza para ayudar a desvanecer las marcas dejadas por la herida.
  • Vinagre: Desde la antigua Grecia, este bálsamo natural ha sido utilizado como antibiótico y cicatrizante de heridas. Es perfecto para limpiar el área afectada, eliminar bacterias y microbios gracias a su ácido acético. Este debe mezclarse con agua en partes iguales.
  • Lavanda: El extracto de esta maravillosa planta contiene linalol, acetona, aldehídos y otros ingredientes antisépticos para tratar heridas o lesiones cutáneas y estimular su regeneración y cicatrización.
  • Tomate: Su alta concentración de agua y sustancias antioxidantes son un alivio seguro del dolor causado por las quemaduras. Además, apoya la cicatrización e induce el rejuvenecimiento celular de la piel de forma natural.
  • Cebolla: Aparte de hacernos llorar, esta planta es un antiséptico y desinfectante natural que reduce el riesgo de infecciones y apoya la cicatrización. Posee enzimas que calman el dolor. Utiliza la tela fina que se encuentra entre cada capa para cubrir la herida momentáneamente.
  • Manzanilla: Esta aromática flor también es un desinfectante, que en forma líquida es ideal para aliviar ojos irritados, conjuntivitis, indigestión y dolor estomacal. Sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas funcionan como un poderoso remedio casero.

Recuerda que las heridas graves e infectadas necesitan atención médica especializada. Finalmente, asegúrate de que la zona alrededor de la herida no esté caliente, roja o inflamada después de las atenciones médicas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s