Consejos para ahorrar en tu recibo de luz

No hay nada más gratificante que proponerse metas que ofrecen múltiples beneficios en casa o nuestro bolsillo y, que indirectamente, también representan un aporte ecológico al mundo, además de fomentar mejores hábitos en la familia.

Conoce 10 consejos básicos y aplícalos gradualmente en tu casa para ahorrar en tu recibo de luz y dar tu granito de arena por el uso energético eficiente y un menor impacto ambiental.

  1. Los focos ahorradores son la alternativa más popular, estos consumen hasta 75 % menos energía.
  2. Utiliza pinturas, muebles o pisos de colores claros en los ambientes interiores de tu casa e incluye espejos en áreas estratégicas para aprovechar mejor la luz natural durante el día.
  3. Apaga los aparatos que no estés ocupando y desconecta aquellos que utilices poco. Aprovecha la función Sleep de tu televisor, por ejemplo.
  4. Procura instalar luces con sensor de movimiento en áreas exteriores, esto te evita encenderlas y apagarlas manualmente para ahorrar energía por la noche.
  5. Comprueba y procura que tu refrigerador posea la etiqueta de eficiencia energética que indica su nivel de ahorro. La “A” es el consumo óptimo y la “G” no representa ningún ahorro.
  6. Aleja tu refrigerador de fuentes de calor para evitar que consuma más energía y colócalo en un sitio lo más ventilado posible.
  7. Plancha la mayor cantidad de ropa que puedas en una sola sesión. Empieza por las prendas de tela gruesa, continúa con las más delicadas y aprovecha el calor residual al desconectarla.
  8. Procura utilizar tu lavadora con su carga completa y no varias veces con cargas menores.
  9. Usa las extensiones y regletas con múltiples conexiones de forma responsable, de esta forma evitas sobrecargas y posibles accidentes.
  10. Pon a prueba tu instalación eléctrica. Apaga y desconecta cualquier dispositivo, luego comprueba que tu medidor no esté marcando consumo. De lo contrario, revisa tu instalación.
  11. Optimiza el uso del aire acondicionado cerrando bien tus puertas y ventanas. Procura limpiar los filtros periódicamente.

Pon a prueba estos sencillos consejos y cuéntanos la diferencia que hayas notado. En cualquier caso, la meta es beneficiar tu bolsillo y conectarnos con hábitos más amigables con el medio ambiente global.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s