Aprendiendo a ahorrar desde pequeños

El ahorro es un hábito muy útil que es necesario aprenderse en la niñez para disfrutar de sus beneficios en la edad adulta.

Conforme van creciendo, los niños van tomando conciencia del valor al dinero y empiezan a decir: “cómprame”,  “yo quiero”, etc.; este será el momento perfecto para enseñarles a administrar su dinero y  cómo conseguir el equilibrio entre el gasto y el ahorro.

 

Te damos algunos consejos y recomendaciones que te ayudarán en esa tarea:

Sé su modelo a seguir: aunque no lo creas, tarde o temprano se darán cuenta la manera en que administras las finanzas familiares. Además, a los niños les encanta imitar las actitudes de los padres, por ello tu enseñanza debe ser coherente con lo que haces.  

 

Enséñales a través de un cuento: los cuentos son una herramienta de aprendizaje atractiva y divertida.  Si no encuentras alguno que haga referencia al ahorro, pon a trabajar tu imaginación y hazlo tú mismo.  

 

Explícales que el dinero se obtiene trabajando: en su inocencia pueden creer que te lo regalan. Cuéntales la experiencia de recibir tu primer sueldo y las tareas que desempeñas en tu trabajo para recibir un sueldo a cambio.

 

Dales una cantidad de dinero a la semana: así estarán adquiriendo una responsabilidad y los medios para aportar de su bolsa cuando consideres necesario darles una lección.  

 

Muéstrales la diferencia entre billetes y monedas: es necesario que conozcan su valor y semejanza, para ello utiliza juegos de mesa como el bancopoly.  

 

Cómprales una alcancía: es una manera de darles un lugar temporal para guardar su dinero, te aseguramos que se divertirán depositando todas las monedas que se encuentren a su paso.

  

Ayúdalos a pensar bien en qué quieren gastar su dinero: llegará el momento que quieran hacer sus propias compras, pero enséñales los pros y los contras para que tome la mejor decisión.

 

No les des todo lo que pidan: hazles conciencia de que los recursos con los que cuenta la familia son limitados, por lo tanto, no siempre van a conseguir lo que desean y deberán controlar el impulso de comprar.  

 

Incúlcales el valor de compartir: muéstrales que el dinero también sirve para ayudar a quienes lo necesitan, motívalos a donar una parte de sus ganancias a una organización benéfica.

 

Estas son enseñanzas que jamás olvidarán y les permitirán ser exitosos cuando sean adultos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s