Mami, ¿de dónde vienen los niños?

“Dale a tu hijo una idea constructiva, y lo habrás enriquecido para siempre”,  Montaper.

Hoy en día la historia de la cigüeña y de que los niños vienen de París ha quedado atrás. En la actualidad  la gran cantidad de información a la que están expuestos nuestros hijos (tanto en la televisión, Internet y los amigos) nos ha obligado, como padres, a dar el primer paso y protegerlos, brindándoles información oportuna y acertada.

 

Debes tener presente que los cambios físicos y emocionales, desencadenan una particular curiosidad en los adolescentes sobre los temas de sexualidad y enamoramiento. Todas estas nuevas experiencias terminarán por definir su identidad.  

 

La clave es estar preparados y documentados para cuando llegue el momento de hablarles claro. Por ello  te compartimos algunos consejos que les han resultado efectivos a otros padres que pasaron por lo mismo.

 

¿Cuándo tocar el tema?

Lo ideal es empezar desde la niñez, desde el momento en que nuestros hijos comienzan a conocer su cuerpo. Es necesario enseñarles que cada parte, incluyendo sus genitales, tiene un nombre específico con el que deben familiarizarse.   

Si han comenzado este tipo de charlas desde la niñez les será más fácil encontrar el momento y el lugar apropiado para abordar asuntos más profundos. Si por el contrario, es la primera vez que lo hacen, usen como referencia algún programa o serie de televisión que muestre a los adolescentes en medio una cita o una relación de noviazgo como punto de partida.  

 

Las conversaciones generan confianza

Tener este tipo de charlas con los hijos aumenta la confianza y la afectividad entre ambos, permite abrir caminos para que se puedan tratar estos temas en casa y da al niño la seguridad de poder contar con sus padres para cualquier inquietud.

Será necesario que tengan una serie de charlas para tocar la diversidad de temas, como por ejemplo, cambios físicos,  psicológicos, emocionales, sexo, abstinencia, embarazos no deseados, métodos anticonceptivos, enfermedades de transmisión sexual, entre otros. Estos deberán tratarse conforme el adolescente vaya creciendo.

 

Preparar es proteger

Tus hijos deben tener muy claro que toda acción trae una consecuencia, no se trata de asustarlos, más bien de hacerles conciencia de la realidad en la que vivimos.

Por muy incómodas que sean las preguntas respondan cada una de ellas, si tienen dudas o no saben qué contestarles díganles que les den tiempo para darles una respuesta más acertada y háganlo lo más pronto posible.

Finalmente, háganles saber su postura sobre amigos, noviazgo, permisos, fumar, beber alcohol, relaciones sexuales, etc. y expliquen el por qué creen que es lo mejor.   

 

Tu guía será fundamental en esta etapa tan trascendental para que se informen, sepan cómo protegerse y tomen las mejores decisiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s