El rol de los padres en las peleas entre hermanos

¿Qué debemos hacer como cabezas de la familia? A continuación te lo explicamos.

Todos los hermanos nos hemos peleado más de alguna vez en nuestras vidas. Es una situación de la que no hay que alarmarse y que sucede en cualquier familia. Muchos padres dudan respecto a la manera en que deben intervenir y solucionar esos conflictos, pero la respuesta es más sencilla de lo que te imaginas.

El hogar es el primer lugar donde los niños empiezan a desarrollar relaciones interpersonales; las discusiones y peleas son parte de ellas debido a la personalidad de cada uno de ellos. La buena noticia es que conforme van creciendo, tus hijos irán aprendiendo a controlar sus emociones y los deseos de pelear.

Siguiendo estos sencillos consejos lograrás guiarlos para que vayan limando sus asperezas de la forma adecuada.

 

Investiga las causas de las peleas

Lo primero que debes analizar es que la edad junto con la personalidad influyen mucho. En general los niños pequeños, que todavía no asisten a clases, son más conflictivos porque no han desarrollado su capacidad para relacionarse con los demás. Otro aspecto es la rivalidad que por naturaleza existirá con el afán de llamar la atención de los demás y aún más cuando nace otro hermanito.

 

Establece reglas

Cuando tengas claro qué es lo que está causando el conflicto, enséñales que en la casa existen reglas de convivencia y respeto que deben obedecer como por ejemplo: ser amable, no tomar las cosas sin permiso, compartir los juguetes, etc. Asimismo, explícales las consecuencias que tendrán que enfrentar si no lo hacen.

 

Enséñales a resolver sus problemas

Habla con ellos del tema y coméntales que la mejor manera de resolver cualquier dificultad es teniendo tolerancia, generosidad y expresando sus sentimientos, no con violencia o discusiones. Cuando peleen, sé tú el mediador; por lo tanto, ayúdales a llegar a un acuerdo y a que se reconcilien de inmediato. De esta manera no irán acumulando resentimientos o rencores.

 

Promueve tiempos en familia

La mejor manera de fortalecer los vínculos afectivos es compartiendo pequeñas experiencias o tiempos de calidad. Dediquen un tiempo a la semana para divertirse, platicar, pasear, motivarse mutuamente, sonreír y disfrutar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s