¿Cómo hacer que mi hijo coma verduras?

La hora de la comida puede tornarse una batalla campal para tratar que nuestros pequeños coman verduras. No te desanimes, existen maneras creativas de lograrlo con amor y paciencia.

 

Las frutas y verduras son necesarias en la alimentación de toda la familia, pero son indispensables en los primeros años de vida, cuando los niños aprenden a disfrutar de una alimentación sana y equilibrada.

 

Fuente de vitaminas

Por su contenido de vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y agua, las verduras ocupan el segundo renglón en la pirámide alimenticia. Una dieta balanceada para los niños debe incluir un mínimo de dos porciones de verduras al día. De preferencia crudas en ensaladas y cocidas servidas como guarnición.

 

¿Cómo hacer que coma verduras?

Da el ejemplo

Los niños son imitadores por naturaleza; tarde o temprano adoptarán el mismo modelo alimenticio que observen en ti. Si repites el patrón todos los días no dudes que lograrán aprenderlo.

 

Que la comida sea un tiempo agradable

Cada tiempo de comida debe ser un momento agradable de convivencia familiar. Evita los conflictos, castigos, condiciones e incluso los premios si se comen las verduras. Al hacerlo estarías reforzando la idea de que las verduras son el castigo y el postre el premio.

 

Inclúyelos en la preparación de los alimentos

A la hora de cocinar enséñales las diferentes verduras que existen, sus formas, colores, texturas y sabores. De una manera divertida sentirán curiosidad de experimentar la comida desde otro punto de vista.

 

Prepárales las verduras en todas sus variedades

Despierta a la chef que hay en ti y experimenta con alimentos variados que tengan como principal ingrediente las verduras. Prepáralas crudas, cocidas, asadas, en sopas, cremas, ensaladas y licuadas.

 

Sirve una misma comida para toda la familia

Hacer una comida especial para los niños es un error muy común que no solucionará el problema. Desde que inicien a comer sólidos, los niños deben consumir la misma dieta de la familia solo que en porciones más reducidas.

 

Sé flexible cuando no les gusten unas verduras

No todas las verduras serán de su agrado, por ello si después de saborearlas no les gustan intenta que coman otras. Lo que no debes permitir es que las rechacen sin haberlas probado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s